Sin categoría

Cuidado de plantas en octubre

Compartir:

En octubre tenemos como principal tarea, preparar nuestras plantas para el cambio de temperaturas. Los abonados serán ricos en potasa para fortalecerlos y reduciremos los nitrogenados al máximo, ya que no son necesarios y favoreceríamos las enfermedades. 

Si disponemos de un huerto urbano, como os hemos dicho en la anterior publicación, limpiaremos las ultimas hortalizas, arrancándolas y limpiando la tierra. Aprovecharemos, de paso, a realizar un abonado e incorporar algo de compost. Estos restos de plantas que acabamos de arrancar son, precisamente, muy buenos para ello. 

En los viñedos, es la época de la vendimia, pero si queremos mantener más tiempo los racimos en la planta, es importante embolsarlos con bolsas específicas para ello. 
Los naranjos ya empiezan a dar sus primeros frutos, así que podemos aprovechar a hacer las primeras recolectas. Con los granados ocurre lo mismo. Es el momento de su recogida, al igual que podemos seguir cosechando nueces, manzanas y peras. Otros frutales que están en plena actividad son los membrilleros, avellanos, o kiwis; además de algunos frutos del bosque como endrinos, uvas crispas o grosellas.  

En nuestras jardineras es el momento de plantar los bulbos de otoño si no lo hemos hecho ya. Hay que recordar mantener las profundidades y distancias recomendadas. También podemos plantar plantas de temporada como los pensamientos, los alhelís, las caléndulas, prímulas o bellis. Recomendamos crear manchas de color con una sola variedad, para aumentar su impacto visual. También existe la posibilidad de sembrar estas plantas para repicarlas en el mes de noviembre. 

Fuera de las jardineras también es el momento perfecto para plantar arbustos como el laurel, la piracanta, el cotoneaster o el acebo, o trasplantar aquellas plantas que necesitan un macetero mayor. 

Con las tijeras nos tocaría podar las plantas trepadoras cuando terminen su floración, con las que aprovecharemos para dirigir adecuadamente sus ramas; y las plantas aromáticas para que comiencen de nuevo su brotación. En hortensias y rosas, de momento solo quitaremos la flor seca.