Consejos, Huerta y jardín

Campaña de plantación de patata

Compartir:

Ha comenzado la campaña de la patata. El año pasado, por fin terminó la prohibición de plantar patata en muchos concejos asturianos, lo que ha hecho que la variedad de patata que nos llega a Asturias, también aumente. 

Como sois muchos los que en los últimos años os habéis iniciado en temas de huerta, creemos que puede ser un buen momento para ayudaros a elegir qué tipo de patata queréis plantar a lo largo de las próximas semanas, ya que en España se cultivan alrededor de 150 variedades de patata.
Nosotros solo vamos a centrarnos en los 7 tipos más demandados en Asturias. 

La manera más común de clasificar los diferentes tipos de patata, es por el momento de su recolección a lo largo del año. Lo más habitual es hablar de patatas nuevas o viejas, pero en realidad es más complejo. 
Pese a que en algunos lugares se comienza a plantar en diciembre, en Asturias solemos esperar algo más, alargándose la campaña hasta marzo, por lo que vamos a comenzar hablando de la más temprana: la Jaerla.  

La Jaerla es una variedad de patata de siembra excelente. De ciclo corto, con tubérculos grandes y de color amarillo claro, tiene un contenido aceptable en materia seca. Esto, unido a su precocidad, hace que no sea la mejor variedad para conservar en periodos largos.

La producción obtenida con esta patata, suele ser algo limitada por el número de tubérculos, pero compensada por su tamaño. Lo que debemos hacer, es mantener distancias largas cuando las plantemos (independientemente del calibre de la semilla). De otra manera, las patatas los tubérculos no podrían desarrollar adecuadamente su tamaño y se obtendría una cosecha limitada tanto en cantidad, como en el peso de los mismos.

Advertencias:

  • Es un tipo de patata susceptible al metribucin (SENCOR) incluso cuando se aplica en pre-emergencia. Se recomienda la pulverización preventiva contra Phytophthora. 
  • No es conveniente plantarla en suelos fríos, ya que provocaría una emergencia irregular. 
  • No conservar durante más de tres meses sin ayuda de refrigeración.